Motivar Impulsar Emprender

Existen seres que habitan nuestro planeta mucho antes que la llegada del ser humano, es el ave voladora no marina más grande de este mundo, sus casi 3 metros de envergadura marcan su territorio y vigila con recelo lo que supo ser el imperio más grande de Sudamérica, es el cóndor andino, un ave carroñera con un cuerpo esbelto de plumas negras, su cuello es de plumas blancas al igual que sus alas que despliegan vuelos que alcanzan los 70 kilómetros por hora.

Los incas creían que el cóndor era inmortal según cuenta el mito este animal que puede a llegar a vivir 75 años, cuando comienza a envejecer y siente que sus fuerzas se acaban se posa en el pico más alto y saliente de las montañas repliega las las alas, recoge las patas y se deja caer a pique contra el fondo de las quebradas, donde termina su reinado esta muerte es simbólica ya que con este acto el cóndor vuelve al nido desde donde renace hacia un nuevo ciclo una nueva vida.

Agregar un comentario